Tienda – Cuadro

cuadro2 cuadro1 cuadro3
<
>

Luminosa, dinámica, divertida y memorable; son atributos que desde el principio quise alcanzar con este diseño, porque no solo quería que fuera un simple local donde comprar, si no que ofreciera una experiencia única que tocará los sentimientos, porque las emociones dirigen las decisiones de compra, no la lógica.
Es por ello que el diseño de los estantes no solo cumple su parte funcional sino también, decora el lugar, ya que éstos al final se convierten en listones que recorren el techo y al jugar con diferentes tamaños para lograr un enfoque mucho más dinámico.

Lo mismo pasa con la pared de en frente, pero esta vez, con un diseño en forma de cuadros que parecen irse distanciando.
La zona del umbral, la cual se conoce por el primer espacio donde transitan los clientes, se hizo simple para que fuera fácil y no molestara a la hora de pasar, por lo que colocamos tres estantes blancos, con la finalidad de que la ropa se viera más vistosa y encima de cada
estante, guindan tubos que sirven para sostener las plantas que le dan al espacio un aspecto fresco.