Decorar con tonos tierra no es para nada aburrido, aquí te dejo 6 razones.

Share via:

Laura Cabriles

Muchas personas piensan en beige cuando le hablas de tonos tierra. ¡Nada más lejos de la realidad! Los colores tierra conforman una amplísima gama de tonalidades que van desde los más suaves hasta los más intensos. Sin duda son una apuesta segura al momento de decorar, ¡pero para nada aburridos!

LOS TONOS TIERRA NO SON SÓLO MARRÓN

Lo primero que tienes que saber: Los colores tierra incluyen desde tonos rojizos, arena, rosa, melocotón, amarillos, naranjas y marrones otoñales. Es una gama tan amplia que variada no da para aburrirse. 

LOS TONOS TIERRA CONECTAN CON LA NATURALEZA

Porque se inspiran en ella y muchas personas buscan rodearse de naturaleza para relajarse. Utiliza una paleta de tonos tierra y recrearás atmósferas naturales.

SOSIEGO, PERO NO SOBRIO

¿Quieres un ambiente donde reine la calma y serenidad? Los tonos tierra son perfectos. Lo mejor de ésto es que puedes decorar todo el espacio o usarlos como tonos base. Para las habitaciones son casi obligados, pero en un comedor funcionan para crear un ambiente agradable y elegante.

PORQUE LOS PUEDES COMBINAR ENTRE ELLOS

¡Y siempre van a encajar! Usa una tonalidad más intensa del mismo color en una pared o alfombra y una suave en el resto, como cortinas, cojines, mesas. Combina amarillo ocre con arena fuerte y el contraste está asegurado.

Un tono fuerte te ayudará a que te rebeles contra las normas establecidas. Da luminosidad a los más oscuros con detalles metalizados en dorado o cobrizo.

LA MADERA, EL ACABADO MÁS VINCULADO A LA TIERRA

¡Y no es para nada aburrida! También con sus tonalidades, al natural, la madera encaja perfectamente con esta gama. Es el material idóneo para los muebles, pero ¿por qué no ir más allá y usarla como revestimiento más allá del suelo?

PERFECTOS PARA EL BAÑO

Mezcla con tonos neutros y conseguirás dar luminosidad a una estancia que no suele tener luz natural. Además, reflejan limpieza.

Es una ventaja porque solo harán que resalte el estilo o estilos que elijas sin preocuparte de que los colores eclipsen los diseños y líneas de los muebles o complementos. Y esto no es nada aburrido.

Hasta la persona más urbana y cosmopolita necesita la tranquilidad de la naturaleza en algún momento.

¡Disfrútala sin convertir tus espacio en algo aburrido!

Laura Cabriles.

Leave a Comment