¿Conoces las diferencias entre el estilo ‘vintage’ y el estilo retro?

Share via:

Laura Cabriles

Probablemente, la diferencia fundamental entre estilo vintage y estilo retro es que, para ser considerado vintage un mueble o accesorio debe ser original y anterior a los años noventa, mientras que el estilo retro  se trata de objetos que evocan al pasado, pero que no deben necesariamente pertenecer a él, simplemente mantienen esa estética.

¿Qué hacemos para conseguir un estilo vintage?

Con el boom de la moda vintage se han empezado a reutilizar piezas antiguas para crear interiores de aire nostálgico. La clave suele estar en contrarrestar el peso de este tipo de mobiliario con elementos más modernos para lograr un equilibrio.
En el caso de querer conseguir un estilo vintage, el secreto está en poner las piezas originales en el lugar que merecen. Se trataría de seleccionar un número limitado de ellas e ir combinándolas con otros muebles más neutros para que no le roben protagonismo.

La idea es entender el mueble como una obra de arte que necesita respirar y no competir con el resto del conjunto.

Lo más importante es que encuentres algunas piezas que te llamen la atención y que hablen por sí mismas.

¿Cómo logramos crear un estilo retro?

Eligiendo muebles y objetos que representen muy bien el pasado. Así  tu espacio será más sincero y atractivo. Como la inspiración del estilo retro abarca tantos años, una de sus claves es la mezcla de materiales, texturas y formas. También son clave los estampados geométricos. Combina con muebles modernos neutros.

El estilo retro es más bien un recurso del diseñador, que mira al pasado en busca de inspiración

¿Se puede mezclar el estilo retro y el estilo vintage?

Muchos interioristas y arquitectos prefieren no hacerlo. Si elegimos muebles vintage y los combinamos con los retro, estos primeros originales empiezan a pasar desapercibidos y pueden diluirse en el conjunto.

La idea es que consigan destacar cada elemento en armonía.

¿Conocías la diferencia entre retro y ‘vintage’? Cuéntanos en la sección de comentarios

Besos, Laura.

Leave a Comment